Bienvenido a la Web del P69
Tu cuentaHomeDownloadsLinksForosTemasTopGalerías


  Menú
· Home
· Juegos Baloncesto
· Contacta
· ¿Dónde Comer?
· Descargas Baloncesto
· Encuestas
· Enviar Noticias
· Foros Baloncesto
· Fotos Baloncesto
· Enlaces Baloncesto
· Mensajes Privados
· Lo Mejor
· Tu cuenta
· Temas
· Mapa del Sitio

  Foto Aleatoria
John Battle base/escolta de los Atlanta Hawks entre 1985-1991
John Battle

John Battle base/escolta de los Atlanta Hawks entre 1985-1991

 

  Enlaces de Baloncesto
· 1: Slam Dunk
· 2: Concurso de Triples 3D
· 3: Concurso de Mates Manga
· 4: Enfrentate a la Bomba Navarro
· 5: Concurso de Triples de Marca
· 6: Eddie's Match 'em All
· 7: Andrés Montes
· 8: Concurso de Triples
· 9: Puzzle
· 10: Tiro a Canasta

  Visitas
Hemos recibido
158917
visitas desde Marzo 2003

  Google
Google

Mis fantasmas favoritos, los Cavs de Lenny Wilkens 

Los Cavs de Wilkens, Draft 1989

Por meej




1ª ronda nº 25 – John Morton

2ª ronda nº 16 – ”Chucky” Brown

(draft reducido definitivamente a dos rondas)

La consecuencia lógica de la buena temporada precedente fue la devaluación de la primera ronda del draft de los Cavs para este año. Con la antepenúltima elección del draft, los Cavs eligieron a John Morton, un escolta anotador espléndido que quizás carecía de nivel para la NBA pero que en la ACB rindió con brillantez. Se podría decir que quizás los Cavs pudieran haber pillado alguno de los “robos” posteriores (Vlade Divac, Sherman Douglas, Clifford Robinson, Dino Radja), pero si fallaron con la primera en cambio acertaron con la elección de segunda ronda: “Chucky” Brown fue un auténtico hallazgo, un jugador útil que tendría una larga carrera como suplente válido o titular de relleno en la NBA que culminó en un brillante anillo de campeón con los Rockets. A pesar de su notoria reticencia a cambiar de equipo, por supuesto. Otras dos segundas rondas que pertenecieron a Cleveland en algún momento dieron peor resultado: la nº 26, enviada a Dallas a cambio de Mark Price años antes, se convirtió en Jeff Hodge (ni siquiera debutó), mientras que la última de las incluidas en el megatraspaso con los Suns fue el base Greg Grant con la nº 25, otro jugador apenas reseñable.

Altas y Bajas

Este año volvía a tocar expansión, ahora con los Orlando Magic y Minnesota Timberwolves, pero la compactación del banquillo de los Cavs les permitió proteger adecuadamente a sus activos más valiosos. Solamente perdieron los derechos sobre una quinta ronda del draft de 1985 que ni había debutado ni debutaría jamás en la NBA: nuestro muy estimado, y nunca bien ponderado Gunther Behnke, cuyos derechos recorrerían la NBA a lo largo y ancho sin que su larguísimo cuerpo se moviera de Alemania (Occidental, por supuesto). De alguna manera, Cleveland logró reponerse de tan seria pérdida recuperando inmediatamente al agente libre Paul Mokeski. Por poco empezamos la temporada sin un paquete blanco, ¿eh?

Otra pérdida casi tan intrascendente a estas alturas fue la del veterano Phil Hubbard, que decidió retirarse. El puesto de “tres” quedó definitivamente cojo cuando Mike Sanders, que a la sazón era agente libre, decidió no renovar y optó en cambio por fichar por los Indiana Pacers. Darnell Valentine fue cortado y desapareció temporalmente del mundillo baloncestístico al irse de gira por las montañas de Mexico cual un gringo viejo cualquiera.


Steve Kerr

Para cubrir estas ausencias, los Cavaliers repescaron a Winston Bennett de la CBA y obtuvieron al base Steve Kerr de los Suns a cambio de una futura segunda ronda (Mark Buford, de 1993). Kerr apenas había jugado en Phoenix, pero en Cleveland se unió a la ya larga lista de jugadores que fueron saliendo de la oscuridad y estableciéndose como secundarios útiles en los Cavs.

Teóricamente, debería tratarse dentro de la temporada, pero como se produjo apenas dos semanas después de empezar y debido a su trascendencia, creo que va mejor aquí. Me refiero, por supuesto, al día más negro de la franquicia de Cleveland: el traspaso de Ron Harper el 26 de Noviembre de 1989.

Resulta difícil imaginar otro traspaso peor concebido o realizado. Al menos, Abdul Jabbar fue traspasado porque se negaba a seguir en Milwaukee; al menos, Wilt Chamberlain tenía un contrato financieramente ruinoso para su equipo; al menos, Shaquille O’Neal y Kobe Bryant estaban peligrosamente cerca de iniciar una competición de rap. Al menos, tenían alguna excusa.


Luego fui calvo y campeón con
los Spurs

Ron Harper
fue traspasado porque no les gustaban sus amigos. Así como suena. Algunos de los amigos del círculo habitual de Harper eran personajes de catadura moral y legal dudosa, y al menos uno estaba siendo investigado por tráfico de drogas. Cuando la franquicia lo supo, les entraron las dudas: no tenían absolutamente ningún motivo para sospechar personalmente de Harper como traficante o consumidor, pero los casos de Len Bias, Chris Washburn, Roy Tarpley, Lewis Lloyd, Mitchell Wiggins y medio equipo de los Suns estaban demasiado recientes. Se le insinuó que cambiara de amistades, y Ron Harper respondió inequívocamente que osculearan sus negros cachetes de atrás. Hoy es difícil saber quién tomó la decisión, ya que todos han afirmado en alguna ocasión que fueron “los demás” quienes terminaron inclinando la balanza. Es indudable que todos compartían tanto las dudas sobre Harper como la conciencia de que era un grandísimo jugador y básico en el equipo; probablemente fue una decisión conjunta, con diferentes dosis de responsabilidad para el entrenador Lenny Wilkens, el GM Wayne Embry y sobre


¿Balón qué?

todo el propietario Gordon “Ojo de Halcón” Gund, que parece haber sido al fin el principal responsable (como por otra parte es comprensible).

Sin embargo, en el debe de Embry hay que asignar, sin lugar a dudas, la elección de qué traspaso realizar. Exactamente qué se le infundió al pobre hombre para enamorarse del juego de Danny Ferry posiblemente nunca lo sabremos; lo que sí sabemos es que (contra la opinión de Lenny Wilkens, que no quería a esos jugadores) Cleveland recibió a Danny Ferry, a la sazón jugando mediocremente en Il Messagero debido a su comprensible negativa a incorporarse a los Clippers, y a Reggie Williams. A cambio, los Cavs daban a Ron Harper... más dos primeras rondas (1990, 1992) y una segunda ronda (1991) del draft.

Vamos a ver, Wayne Embry, que me estoy volviendo loco: traspasas a tu escolta atlético estrella, ¿y pides a cambio a un alero blanquito, lento y tirador? ¿Más un pufo del draft como Reggie Williams? ¿Y encima das dos primeras rondas? Para compensar, ¿no? Para acabarlo de empatar, cuando Ferry decida incorporarse al equipo, lo hará firmando un pantagruélico contrato por 10 años y $34 minolles. No diga Danny Ferry, diga Jon Koncak.

Y sospechaban que Ron Harper podía estar metido en el mundo de la droga. Ya. Pues todos los demás sospechamos que era Wayne Embry el que podía estar metido en el mundo de la droga, con semejante traspaso.









Por meej

Copyright © por Club de Baloncesto P69 Derechos Reservados.

Publicado en: 2006-01-17 (1052 Lecturas)

[ Volver Atrás ]
 

  Anuncios





Mapa del Sitio Web
Club Baloncesto P69 - Galerías de fotos de baloncesto
Página Generada en: 0.022 Segundos