Bienvenido a la Web del P69
Tu cuentaHomeDownloadsLinksForosTemasTopGalerías


  Menú
· Home
· Juegos Baloncesto
· Contacta
· ¿Dónde Comer?
· Descargas Baloncesto
· Encuestas
· Enviar Noticias
· Foros Baloncesto
· Fotos Baloncesto
· Enlaces Baloncesto
· Mensajes Privados
· Lo Mejor
· Tu cuenta
· Temas
· Mapa del Sitio

  Foto Aleatoria
Kareem Adbul Jabbar contra Ralph Sampson
Jabbar contra Sampson

Kareem Adbul Jabbar contra Ralph Sampson

 

  Enlaces de Baloncesto
· 1: Slam Dunk
· 2: Concurso de Triples 3D
· 3: Concurso de Triples de Marca
· 4: Concurso de Mates Manga
· 5: Enfrentate a la Bomba Navarro
· 6: Andrés Montes
· 7: Eddie's Match 'em All
· 8: Concurso de Triples
· 9: Puzzle
· 10: Tiro a Canasta

  Visitas
Hemos recibido
179970
visitas desde Marzo 2003

  Google
Google

Selección Española, del cielo al infierno (1984-1999) 

Séptima parte: Mundobasket Argentina 90

Por Ignacio Yebra



El Mundial de Argentina supuso un peldaño más en el descenso a los infiernos iniciado En stuttgart y que parecía haber tocado fondo en Seúl y Zagreb, pero de eso nada...


Mientras nuestros clubes acumulaban actuaciones meritorias en Europa (El Joventut acababa de ganar la Korac, el Barça había realizado una magnífica Copa de Europa para perder contra el mejor equipo europeo que han visto los tiempos y el Madrid se había plantado en la final de la Recopa), las actuaciones del equipo nacional se contaban por fracasos cada vez más sonados y, lo que es peor, cada vez le importaba a menos gente.

Para la cita argentina, Díaz Miguel recuperó a Villacampa, ya totalmente consolidado como estrella internacional (el Scavolinni de Scariolo, campeón de la Lega, había pretendido su fichaje), pero no pudo contar con Epi y Biriukov, ambos lesionados, y le dió por no llamar a Solozábal y Llorente, que venían de realizar una gran temporada. Así las cosas, el nivel de aquella selección era bastante bajo y tuvo que rendirse a la evidencia de que dependía por completo de Villacampa, pues de gente como Romay, Pepe Arcega, Andreu, Bosch, y compañía difícilmente se podía esperar que tiraran del carro con solvencia. Como escuderos, el de Reus apenas contó con Andrés Jiménez, Ferran, Montero y un jovencísimo Herreros.

Como en Zagreb, España quedó encuadrada en un grupo que reducía todo el asunto a un partido clave: Grecia. Antes de ese partido se suponía que ganaríamos sin problemas a Corea y que caeríamos contra USA sin chistar y el desarrollo de esta primera fase fue clavado al de un año antes. Se ganó de 29 a los coreanos mientras que en el otro choque USA, sorprentemente, necesitaba de una prórroga (y alguna que otra ayudita de la mesa de anotadores) para vencer a los bravos helenos que no podían contar con su principal estrella: Nikos Galis.

El segundo día era el partido clave y poca historia hay que contar. Desde 5-0 inicial, Grecia no abandonó el mando del mismo pese a que mediado el primer tiempo España se acercó, pero una técnica a Montero y un par de marrullerías "marca de la casa" de Yannakis dejaban a la selección 7 abajo al descanso y 9 abajo al final. Por parte española, poco a destacar, salvo los 32 puntos de Villacampa, máximo anotador del encuentro junto a Christodoulou. Al acabar el partido, ADM declaró que lo que había pasado no era un fracaso, sólo era "una etapa más que quemar hacia ese gran objetivo que es Barcelona'92". Como dijo Gigantes "si se trataba de quemar, en Argentina nos abrasamos".

Mejor imagen se dio contra EEUU, nuevamente con Villacampa como máximo anotador del partido (35 puntos), pero se acabó cayendo contra los Mourning, Laettner, Kenny Anderson y compañía por 10 puntos de diferencia. Conclusión, pasábamos de estar a la cola de los países punteros (Seúl) a estar a la cabeza de los países tercermundistas. Es decir, a jugar la fase de consolación a Salta.

Poco que contar en unos duelos insulsos, contra equipos demenciales, en un pabellón totalmente vacío y que servidor, enfermo de baloncesto hasta la médula, se tragó enteritos uno detrás de otro. Victorias-coñazo contra Egipto, China, Venezuela antes de los partidos decisivos de consolación que nos trajeron una cómoda victoria ante Cánada y un palizón de aúpa que nos dió Italia por 23 puntos de diferencia que dejaba a España en un demencial décimo lugar final.

Como ya ha quedado dicho, Italia y España ocuparon, respectivamente, la 9ª y la 10ª plaza. Malos presagios para los organizadores de las dos próximas grandes citas: el europeo de Roma y la olimpiada de Barcelona.

Bochorno hispano aparte, destacar el magnífico papel desarrollado en el torneo por Puerto Rico (cuarta tras perder el bronce en la prórroga contra USA), la URSS (que ya sin lituanos consiguió el subcampeonato) y la imperial Yugoslavia que deslumbró por segundo año consecutivo al planeta con un juego especuacular, rápido, armonioso, vibrante y pleno del talento de los Petrovic, Divac, Paspalj, Kukoc y compañía. Realmente sublimes.









Copyright © por Club de Baloncesto P69 Derechos Reservados.

Publicado en: 2006-08-25 (925 Lecturas)

[ Volver Atrás ]
 

  Anuncios





Mapa del Sitio Web
Club Baloncesto P69 - Galerías de fotos de baloncesto
Página Generada en: 0.024 Segundos